Triplemanía 27, todo menos lucha

Por La Escritora Ruda

#TriplemaníaXXVII, era sin duda uno de los eventos más esperados del año. Los aficionados a este maravilloso deporte abarrotaron la Arena de la Ciudad de México, ataviados con máscaras, playeras coloridas y todo lo que hiciera ruido, ese sonido ensordecedor que a los luchadores llena de rabia e incita a dar lo mejor.

Las primeras luchas fueron una buena premisa, ayudaron a calentar los ánimos, y generar aún más expectativas de las que ya había para ver en el ring a Blue Demon Jr. y a Dr. Wagner Jr. disputar más que una máscara y una cabellera, un legado, un nombre y una historia.

Caín Velásquez, como invitado especial, sin duda dio lo mejor que tenía, era una lucha bastante predecible, pues debía ganar y recibir del público los aplausos, con una canción de Vicente Fernández de fondo.

Las mujeres demostraron que la belleza y la habilidad no están separadas, que en cada lucha entregan el alma y que el público las ama. Tessa se llevó el cinturón luego de subir la escalera y descolgarlo justo en el centro del hexadrilátero.

El Niño Hamburguesa atrae seguidores, es el más aplaudido y junto a Big Mami, hace de cada lucha un espectáculo, aún cuando perdieron el cinturón de parejas mixtas, luego de una jugada de foul que dejó tendido al Niño Hamburguesa.

Cuando la hora llegó, el público hizo retumbar las paredes de la arena con los gritos de apoyo, unos para Demon y muchos más para Wagner. La presentación fue lo mejor, pero desde el inicio la lucha se veía desangelada, al Galeno del mal le faltó gracia y fuerza arriba del ring.

Al inicio las llaves y contrallaves fueron un buen espectáculo, pero Blue Demon ensució la pelea al sacar un martillo y golpear sin piedad la mano de su rival.

La presencia de los hijos de ambos provocó las ya conocidas desatenciones por parte del Hijo del Tirantes, que tal parece quiere tener sus cinco minutos de fama.

Blue Demon Jr. ganó en el trámite y seguirá manteniendo la incógnita. Wagner perdió, y mucho más que la cabellera, pues anunció su retiro del Pancracio.

El público, ése que es fiel y paga su boleto año con año, abucheó a Demon, algunos salieron molestos antes de que raparan al Doctor, que ensangrentado entregó su carrera a un luchador que jugó chueco y que cargará con la pelea del 3 de agosto, lo que resta de su carrera, y que provocó que la presentación de su hijo pasará desapercibida.

Related posts

NUESTRA CITA
Enigma

NUESTRA CITA

22 Marzo, 2016

Ciudadanos invisibles
Enigma

Ciudadanos invisibles

23 Febrero, 2016

0 Comments

No comments!

There are no comments yet, but you can be first to comment this article.

Leave reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *