El museo imaginario de André Malraux
Moda-denuncia de mexicanas llega a Francia