Montevideo aún guarda las huellas de Benedetti
Se acabó el juego del ángel y del viento
Escribir y difundir la poesía, la vida de Juan Domingo Argüelles