“Hay que llevar el arte a las calles”
Garcés, un hombre hermético y solitario