Se apagó la voz de Cohen, el músico con alma de poeta

Muere el cantautor y escritor canadiense a los 82 años

Por Lizeth Gómez De Anda

@LaMagaGomez

“Somos tan viejos que nuestros cuerpos se caen a pedazos; pienso que te seguiré muy pronto”, escribió Leonard Cohen a su amiga Marianne Ihlen al enterarse de que ella estaba enferma. Sus palabras se cumplieron y su canto se apagó a los 82 años de edad.

“Hemos perdido a uno de los visionarios más reverenciados y prolíficos de la música”, informaban representantes en el Facebook oficial del cantautor, que adelantó un homenaje en su honor a realizarse en Los Ángeles.

Considerado uno de los compositores más destacados de los años 60, su creación no se limitó a la música, también fue novelista y poeta. Esto le valió al canadiense ser reconocido con el premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2011.

14192726_10154546047109644_5647108707067128434_n

Apenas el pasado 21 de octubre se estrenaba su más reciente producción: “You want it darker” (Lo quieres más oscuro), que ya olía a despedida, a fin. Incluso en una entrevista concedida a The New Yorker hizo referencia a un gran cambio en la vida por la “proximidad de la muerte”. Ya estaba preparado para eso, dijo.

De cualquier forma también tenía como propósito vivir para siempre. Lo sabía porque, como compositor, “durar mucho realmente no es elección tuya”. Se calificaba a sí mismo, según declaró su hijo Adam, productor de última placa, al diario español El País, como “un trabajador de las canciones”.

Nacido en Montreal, Canadá, el 21 de septiembre de 1934, comenzó a tocar la guitarra en la adolescencia. También pronto surgió su interés por la poesía, luego de leer a Federico García Lorca –como homenaje nombró a su hijo Lorca.

Frustrado por las escasas ventas de sus libros, se mudó a Nueva York en 1966, en donde entró en contacto con la escena folk y alternativa de la época: Judy Collins, Andy Warhol, los Velvet Underground y la cantante alemana Nico.

“Suzanne”, “Everybody knows” y “Hallelujah” forman parte de sus letras más aclamadas. Esta última tiene más de 80 versiones realizadas por diversos artistas y, curiosamente, se popularizó en 1994 –una década después de que Cohen la estrenara– en voz del estadounidense Jeff Buckley.

Finalmente el músico con alma de poeta logró el reconocimiento por sus letras, por su arte y, aunque no logró vivir los 120 años que propuso en una de sus últimas entrevistas, dejó tras de sí una producción de 14 discos de estudio y otra veintena entre grabaciones en vivo, recopilatorios y homenajes. Así como decenas de libros de poemas.


Dato: En su discurso al recibir el Príncipe de Asturias relató el profundo agradecimiento a su maestro de guitarra, un español desconocido que se suicidó antes de darle su cuarta lección. “Esos seis acordes que me enseñó han sido la base de toda mi música”, dijo.

Lizeth Gomez

0 Comments

No comments!

There are no comments yet, but you can be first to comment this article.

Leave reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *