Recorrido por la escultura mexicana en el Munal

De la piedra al barro

Por Lizeth Gómez De Anda

@LizMaRepor

Es una sala más fría que el resto de las del Museo Nacional de Arte (Munal), con figuras sólidas, pero delicadas que a ratos podrían cobrar vida.

Hace casi tres años el recinto abrió su primera gliptoteca, como parte de la renovación de sus exposiciones permanentes, en donde se exhibe una colección de más de 70 esculturas de mármol, yeso, terracota y bronce.

“De la piedra al barro”, curada por Víctor Rodríguez Rangel, es un recorrido por la escultura mexicana de los siglos XIX y XX, que incluye piezas de Manuel Vilar, Rómulo Rozo, Oliverío Martínez, Ignacio Asúnsolo y Arnulfo Domínguez.

En las piezas se exhiben los estilos que permearon el quehacer de los escultores mexicanos, como el neoclasicismo, el idealismo, el esteticismo, el realismo poético o el art nouveau.

Al caminar la sala se observan cuerpos torneados de personajes prehispánicos (Tlahuicole, de Manuel Vilar) o de texturas delicadas como la lograda por Gabriel Guerra en su pieza Un Atrayador de 1878.

En el recorrido también se pueden ver los bocetos y en las fichas técnicas se explica la influencia y los motivos que llevaron a los artistas a realizar algunas obras.

Por ejemplo, Vilar se inspiró en testimonios históricos y representaciones incluidas en el Atlas de las antigüedades, de Guillermo Dupaix para hacer cuatro esculturas que son parte de una alegoría de la identidad nacional.

La mayoría de las obras son del acervo del Munal, complementado con piezas de colecciones privadas que muestran el quehacer de los mexicanos en el arte de modelar.

Fotos: Lizeth Gómez

La gliptoteca se encuentra en la sala 22 del primer piso del recinto, ubicado en Tacuba 8, en el Centro Histórico.

0 Comments

No comments!

There are no comments yet, but you can be first to comment this article.

Leave reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *