Presenta Remi Jackson una parodia al teatro de revista mexicano

Música, baile, clown, humor y crítica a la vida social y política de México son los elementos conjugados en el espectáculo de Remi Jackson y los payasos rancheros de Clowntown, que la noche del 11 de septiembre inició corta temporada en el Foro de las Artes del Centro Nacional de las Artes.

El espectáculo de clown cabaret que rinde homenaje al Teatro de Revista Mexicano, dirigido por Fernando Huerta Zamacona, becario del Fonca Creadores Escénicos 2013-2014, inició con la aparición en el escenario del revendo y “auténtico” Remi Jackson, con su característica peluca afro y vestido de mariachi para interpretar El herradero, acompañado en el baile por Fufurufo, el payasito mexicanito, y Juana pobre changuita Soledad, donde no podía faltar el tradicional grito de ¡Viva México!

El show que pasó en lo musical por el mariachi, rock-ranchero y blues, contó con escenas teatrales humorísticas, donde los actores provocaron la risa de los presentes con chistes, bailes, improvisaciones y rutinas que incluyeron reflexiones sobre la violencia, la sociedad y los bots en Twitter, para lo cual también participó la Banda de los Payasos Negros, provenientes de Clowntown.

El reverendo del blues Remi Jackson comentó que el pueblo de México está perdiendo la fe, que tiene una tendencia por el sufrimiento, el dolor, la desesperación, por ello llegaron los payasos negros para dar el show y presenciar un milagro, con el cual todo el dolor, insatisfacción y sufrimiento de los asistentes habría de desaparecer.

En el espectáculo, donde se explicó que Clowntown es una isla de donde vienen todos los personajes del circo y comedia en el mundo, dividido en distritos, como el de los malabaristas, trapecistas, contorsionistas, equilibristas, domadores de leones, payasos negros, cara pintada y cara lavada, Remi Jackson comentó que en lo que se parecen los payasos negros y los mexicanos es en su espiritualidad y amor por su tierra.

“Este show nosotros los payasos negros lo hacemos como una necesidad de establecer vínculos de cooperación con el pueblo mexicano y el pueblo payasesco, porque hemos tenido mucha comunicación fluida y al paso de los años han sido muchos los artistas que se han inspirado en nosotros, yo llegué a México hace casi 70 años, quería ser cantante en la XEW y fue donde conocí a un buen amigo”, lo que fue el marco para interpretar Payaso, como un homenaje a Javier Solís.

Para continuar el repertorio musical el show siguió con Se me olvidó otra vez, de Juan Gabriel, “filosofo existencialista de Ciudad Juárez” en género de blues-ranchero; La Cucaracha y Creep,de Radiohead, en versión de rock-ranchero.

El momento reflexivo de la noche estuvo a cargo de una mujer, La Llorona, quien habló de algunas de las problemáticas actuales de México, a lo que siguió la interpretación sentida de El blues del monstruoso amor, dedicada a las personas que han sufrido en las cuestiones del amor y de La Llorona, famosa en la interpretación de Chavela Vargas.

El concierto de revista concluyó con la invocación del blues y clown, en la que espectadores y artistas levantaron sus brazos y participaron con las palmas. “Señores y caballeros ustedes han sido curados de todo su dolor, y al salir por esa puerta, ustedes ya tienen la obligación en que cada paso, acto y palabra, esté manchado del color sagrado del amor”, dijo Remi Jackson a los presentes cuya participación fue activa a lo largo del espectáculo.

Remi Jackson y los payasos rancheros de Clowntown, un show tributo a la cultura e historia social de México, estarán en Foro de las Artes del Cenart hasta el 27 de septiembre. Horarios: jueves y viernes, 20:00 horas; sábados, 19:00 horas, y domingos, 18:00 horas. Localidades 150.00 pesos. Para público a partir de 15 años.

Deambulario