Por años me había negado escribir: Mored

Presenta Mi niño feliz

Por Lizeth Gómez De Anda/@LizMaRepor

Fotografía: @isabelfarco

Eduardo Moreno (Mored) fue un niño más bien solitario, su verdadero interés estaba en crear mundos y realidades con trazos. Ahora, con 30 años de carrera profesional, hace una revisión de ese niño y su infancia, de la cual no se sale ileso.

Mored señala que hay una dogmatización de la infancia en la cual se entiende que reinan los arcoiris y ponis, pero también considera que es en esta etapa “cuando aprendemos todos y cada uno de nuestro miedos” que nos marcan de por vida.

Lo que empezó como un trabajo terapéutico dejó a Mored material gráfico que se convirtió en Mi niño feliz Cuando lo importante es ser libro que presenta el 23 de febrero en la Feria del Libro del Palacio de Minería.

Se trata de dibujos que no están dedicados específicamente para niños, sino como una forma para que desde los recuerdos de la infancia, adultos y pequeños se acompañen.

“La niñez es la forma más básica de ser y por básica no significa que se es menos. En realidad con el tiempo nos construimos tantas máscaras por los miedos que aprendemos que hay momentos en que ya no sabes ni quién eres. Ser adulto es una evolución, pero no puedes dejar de lado esa parte que conecta a la vida”, dice en entrevista con Deambulario.

Aunque es un ávido contador de historias a través de los dibujos, no se había dado la oportunidad de escribir. Hasta que el año pasado empezó con publicaciones en el diario Milenio.

“Escribirlo (Mi niño feliz) fue muy divertido y muy sencillo para mí, porque ya estaba escribiendo, algo que me había negado a mí mismo durante muchos años… siempre había tenido ese deseo, pero me lo negaba, son de esas barreras que te pones tú solo”, expresa.

Detrás de esta renuencia estaba no sólo el hecho de pensar que no se había preparado para ello, a pesar de leer mucho, también pesaba Carlos Monsiváis, quien era su tío.

“Esta parte de que exista este personaje en tu familia que escribía con una magia brutal. Era ponerme a pensar: no quiero comparaciones”, contó Mored.

Eduardo inició como cartonista, disciplina que nunca ha dejado, pero en el camino también abordó la ilustración, la historieta y la tira cómica.

Hace poco más de un año AndaLee Ediciones lo contactó para mostar su interés por publicar esa serie de ilustraciones de lo que al pequeño Mored lo hacía feliz.

En la FIL de Minería, el sábado a las 14:00 horas, el ilustrador estará acompañado de las escritoras Christel Guczka y Cintia Bolio para presentar el libro y también habrá un jam de ilustración.

Deambulario

0 Comments

No comments!

There are no comments yet, but you can be first to comment this article.

Leave reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *