Los 10 álbumes esenciales del 2015…

Por Mario Valencia

@MarioZala17

Como bien dicta cada fin de año, las listas de “las mejores cosas” se hacen presentes para llevar un recuento fidedigno de todo aquello que valió la pena a lo largo de doce meses. En esta ocasión, el siguiente conteo, cuyo único acomodo es por orden alfabético, recapitula 15 discos que durante 2015, alegraron a los buenos melómanos. Otro punto a considerar, es que no se incluyó ninguna recopilación de grandes éxitos o rarezas; de lo contrario, Bob Dylan ocuparía los quince puestos con su reciente edición de The Cutting Edge. Fue un año de contrastes: hubo muchas decepciones (Muse, Adele, Iron Maiden), reencuentros que veremos abajo (u otros que quedaron mucho a deber como Blur), así como varias revelaciones que seguramente, encontrarán su lugar en el gusto de un público más amplio.

Alabama Shakes. Sound & Color.

alabama-shakes-sound-and-color

“A new world hangs outside the window”, frase que marca la bienvenida a Sound & Color, segundo trabajo de la agrupación comandada por la extraordinaria cantante Brittany Howard. Haciendo gala de su potente voz, cambian el estilo sureño que conocíamos por composiciones inclinadas al blues; una visión caleidoscópica llena de todo aquello que su título promete.

Apolo. Guardián.

a1666231434_10

Directamente desde Chihuahua y bajo la producción de Omar Rodríguez López (The Mars Volta) llega este contundente material que rememora los mejores momentos del rock mexicano de los años 70, junto con bandas como Wolfmother, Kyuss o Black Sabbath. Liderado por el sencillo Loco, Apolo establece su lugar en la escena gracias a sus excelentes riffs distorsionados, la enérgica actitud de su frontman y su gran presencia en el escenario. No solo este disco marcó su año: su participación a lado de System of a Down y Coheed and Cambria, más el anuncio de una presentación en Vive Latino, habla de su calidad como músicos en ascenso. Disponible solamente en plataformas virtuales.

Botellita de Jerez. #NoPinchesMames.

2400x2400sr

Tras 17 años sin otra placa, regresan Armando Vega-Gil, Francisco Barrios “El Mastuerzo”, Santiago Ojeda y Rafael González con toda la actitud que siempre ha caracterizado a la banda. Entre su humor mordaz, referencias literarias (la canción Te quiero mucho, pero ya no te soporto, inspirada en La insoportable levedad del ser) y un sonido más serio, en ocasiones alejado del guacarrock de antaño, la Botellita demuestra porque siempre han sido queridos entre el público. Lo más aplaudible: su tema Presos políticos, libertad, cuyo video es una fuerte crítica contra los sucesos más relevantes, muestra a una banda socialmente responsable, encargada de levantar la voz en nombre de sus seguidores. Toda una ideología plasmada en un hashtag: #NoPinchesMames.

Courtney Barnett. Sometimes I Sit and Think, and Sometimes I Just Sit.

courtney_barnett_-_Sometimes_I_Sit_and_Think__and_Sometimes_I_Just_Sit.

Debut de esta cantante australiana quien desde 2011, ya tiene su fama en aquel país. Claramente influenciada por Patti Smith y su estilo de canto casi recitado, Barnett plasma sus problemas personales bajo un halo de divertido surrealismo que le dan carisma al indie rock que poco a poco, se convirtió en una aburrida repetición. Su sencillo, Pedestrian at Best, muestra una serie de rimas llenas de humor ácido que explota en otras canciones como Dead Fox o Nobody Really Cares If You Don’t Go to the Party. El punto cumbre llega con Kim’s Caravan, apesadumbrado blues rock donde la autora se entrega por completo al grado de cantar: Don’t ask me what I really mean, I am just a reflection of what you really wanna see.

Eurídice. Entre el humo y las llamas.

cover170x170

Este quizá, ha sido el hallazgo más fascinante del año en México. Fuertemente inspirados en un sonido post punk y gótico, esta grupo nace de las cenizas de La muerte de Eurídice, banda de culto de los años 90s. Ahora Hari Sama, Javier Areán, Rodrigo de la Mora y Patricio Iglesias (sí, el mismo de Santa Sabina), entregan un primer álbum oscuro, en ocasiones pesado, cuya construcción viene asemeja a leyendas como The Sisters of Mercy o Bauhaus. Atmosférico, lleno de una poesía que más allá de buscar pretensiones, plantea un singular juego de palabras que solo el español puede lograr. “El monje auto inmolado, hay un señor decapitado. A nuestra paleta la chupó el diablo, hay una rosa en el tanque… Pero Praga está en jaque”. La mejor canción es Santa Sustancia, cuyo coro posee una furia maravillosamente catártica.

Faith No More. Sol Invictus.

Faith_No_More_-_Sol_Invictus_Album_Cover

Primer disco de los californianos que se despidieron en 1997 con Album of the Year. Casi 20 años después, regresan con Sol Invictus, una placa que demuestra la madurez que han alcanzado como músicos. Mike Patton muestra un rango vocal inalcanzable gracias a su reciente experiencia en el jazz. Como es característico de Faith No More, la experimentación es clave en su trabajo. Hay guiños al gótico, jazz, metal, rock alternativo y armonías dignas de una partitura cinematográfica. Cuando escuchas una canción cuya letra relata una analogía sobre cereal para desayunar, te das cuenta que estás ante letristas hábiles e ingeniosos. Esperemos no vuelvan a abandonarnos tanto tiempo.

Grimes. Art Angels.

b91c652ff948fbfa4ec34ee7bf93186c1f79d260

Si hubo un trabajo meramente pop que merece ser reconocido, es el cuarto álbum de la canadiense Claire Boucher, quien sigue el éxito que consiguió hace tres años con Visions. Prueba irrebatible de su talento como cantante aunado al de productora. Irresistible no dejarse llevar ante el ritmo dance de Kill V. Maim o World Princess part II. Venus Fly, dueto con Janelle Monáe es la evolución de que niveles ha alcanzado el synthpop en los últimos años. Esta es verdadera música bailable, divertida y glamorosa, sin la estúpida presunción que aspiran Taylor Swift y su grupo de amigas Bad Blood. Punto extra por la excéntrica portada, cual si fuera un encantador y grotesco manga.

Kendrick Lamar. To Pimp a Butterfly.

5c45787f8bcd449a46bc3d1b50e65cc8.640x640x1

Alguna vez, Chuck D. (Public Enemy) nombraba al hip-hop como el CNN de la gente negra. Con el paso de los años, esto parecía perderse entre personajes soberbios que solo buscaban demostrar que eran los más jefes entre los jefes. Así fue como entre cadenas de oro y damas de abundante carne, se perdió el mensaje original de este gran género. En esta impecable producción, Lamar muestra un amplio descontento contra la política estadunidense, el racismo, la economía y la guerra. Bajo la tutela de Dr. Dre, era imposible perder la ambición de esta obra, porque también el plano musical deja mucho que ver, como un respetuoso tributo al soul y al funk, ambas raíces del hip-hop. Hay colaboraciones con Sufjan Stevens, Thundercat (productor de Flying Lotus y Suicidal Tendencies), Pharrell, Snoop Dogg y para aumentar la credibilidad de su tributo a la música funk: George Clinton se hace presente. Si bien, To Pimp a Butterfly peca de ser largo, la crudeza que plantea su tesis, es imperdible.

Lamb of God. VII: Sturm und Drang.

Unknown-1

Generalmente, las bandas de metal suelen acomodarse en una zona de confort una vez encontrada la fórmula de su éxito. Lamb of God por el contrario, experimenta entre el death, thrash, groove y en esta ocasión, con melodías muy ligeras, atípicas a su trabajo anterior que afortunadamente, funcionan. Embers, colaboración con Chino Moreno (Deftones) es la pieza que mejor lo ejemplifica. Aunque la guerra y crítica social sigan como sus parteaguas, se nota un crecimiento en su manera de expresarse. Atrás ya (casi) quedaron los “fuck” a diestra y siniestra por argumentos más sólidos.

New Order. Music Complete.

new_order_music_complete_cover

Primer disco sin su fundador, Peter Hook. Quizá fue el mejor movimiento de la banda, pues el resto de los integrantes explotan una creatividad que no habíamos visto en años. Este es el trabajo que debió seguirle a Republic (1993), antes de acoger el rock alternativo como género a seguir. Es el New Order que todos recuerdan de los años 80s: lleno de baile, pop, contrastando constantemente su alegría con su tristeza. Plastic, bien podría ser una especie de Blue Monday del 2015. Resaltan sus duetos con Iggy Pop y Brandon Flowers, este último seguro encantado de participar junto a sus ídolos.

…y cinco casi igual de esenciales.

Los siguientes discos, presentaron una enorme propuesta pero que en la totalidad de la obra, hubo varios desatinos. Aún así, son discos valiosos que bien merecen ser escuchados.

Mon Laferte. Vol. 1.

10931324_770378592998886_7040797678866004348_n

Baroness. Purple.

CSWWvQaVEAA3PVv

Wolf Alice. My Love is Cool.

Wolf_Alice_-_My_Love_Is_Cool

Napalm Death. Apex Predator – Easy Meat.

Napalm-Death-Apex-Predator-Easy-Meat

Los Tres. Por acanga.

1446696011los_tres_por_acanga_CSHpXIeWEAAuKnf

0 Comments

No comments!

There are no comments yet, but you can be first to comment this article.

Leave reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *