La productora con nombre de mujer que divertía a los niños

Hanna-Barbera presenta...

Por Pía Belsán 

Aún recuerdo levantarme en silencio de mi cama por las mañanas y dirigirme a la sala con una manta, por fin era sábado y podía disfrutar libremente de aquello que a todo niño (y no tan niño) le puede encantar: dibujos animados. 

Eran los años 90 y cuando se es niño nunca es demasiado temprano para disfrutar de una buena dosis de caricaturas; mis hermanos, yo, una TV de caja y una bolsa, nada despreciable de “Chachitos” que, cual palomitas, acompañaban esas horas de disfrutar de la barra de dibujos animados.

La infancia de al menos dos generaciones estuvo llena de la ternura de Benito Bodoque (en su versión en español latino, claro), la astucia y osadía de Don Gato, del miedo de Scooby-Do, la amistad y glotonería del Oso Yogui, y de dos contrastantes familias que retrataban la vida cotidiana de una sociedad: Los Picapiedra y Los Supersónicos. 

Aunque todas las caricaturas eran distintas, tenían algo en común: la leyenda “Hanna-Barbera Presenta”. De niña tenía la idea de que una mujer llamada Hanna y de apellido Barbera era creadora dichas caricaturas. 

Aunque me habría gustado que mi teoría fuera cierta, en realidad, Hanna-Barbera fue el estudio de animación responsable de creación y producción de algunas de las series animadas para TV más exitosas que acompañaron los primeros años de muchos de nosotros. 

Los Picapiedra (1960), Los Supersónicos (1962), Ricky Ricón (1980), Maguila Gorila (1964), Don Gato y su pandilla (1961), La hormiga atómica (1965), Los Pitufos (1981), Birdman y el trio Galaxia (1967), son algunos de sus trabajos. 

La productora fue creada bajo el nombre H-B Enterprices por William Hanna y Joseph Barbera, directores y animadores en Metro Goldwyn Mayer (MGM, la del leoncito), vio la luz en 1957. 

Con el apoyo del director de cine George Sidney crearon la empresa originalmente para la realización de comerciales de televisión, tras el cierre de la división de animación de la compañía para la cual trabajaban. 

Hanna y Barbera dieron vida a Tom y Jerry para la productora MGM, como una serie de cortometrajes creados, escritos y dirigidos por ellos mismos. Con ese precedente y tras el éxito obtenido en esa compañía se dedicaron, en su recién creado estudio, a generar nuevas figuras. 

Su productora creo personajes que, tras llegar a la pantalla, se arraigaron en la memoria nostálgica de la gente para incrustarse en la cultura pop y generar millones de dólares en ganancias. 

Tan sólo Los Picapiedra han dejado más de dos mil millones de dólares, lo que le valió estar considerada entre la 20 series que más ganancias ha generado a sus creadores.

Hubo proyectos que funcionaron sólo en algunas regiones del mundo, como América Latina y “Don Gato y su pandilla” con sólo 30 episodios ejemplifica eso. 

Su éxito se debió a la labor de los adaptadores de contenido y al trabajo de los actores de voz, quienes, en ocasiones improvisando, imprimieron en los personajes matices que muchas veces no tenían en su idioma original (inglés) dándoles la personalidad con la que los conocimos y recordamos, por lo menos en los países de habla hispana. 

¿Podrías imaginar a Benito Bodoque con una voz diferente? ¿Y qué tal cambiar como suena Pablo Mármol o el Capitán Cavernícola?

Entre los actores que dieron voz a estos personajes se encuentran Jorge Arvizu “El Tata”, Julio Lucena, Rita Reyes, Eugenia Avendaño, Víctor Alcocer, Armando Gutierrez, Eduardo Arozamena.

En la década de los 60 y principios de los 70, Hanna-Barbera vivió su época dorada y pese a que fue vendida en 1967 a Taft Broadcasting, continuaron colaborando juntos. 

A pesar de que Hanna-Barbera no fue el primer estudio en hacer animaciones, sí fue la pionera en producir dibujos animados para la televisión

En los años 70  inició un recorte a los presupuestos que derivó en fuertes críticas, ya que las producciones habían demeritado la calidad de las series. 

En varios intentos por rescatar el estudio se produjeron series de origen europeo como Los Pitufos y Los Snorkels, y en años siguientes retomaron proyectos en nuevas versiones, como Los pequeños Picapiedra. 

El principio del fin para la firma empezó en 1991, cuando se incorporó a Cartoon Network para la animación y producción de series para dicho canal de TV de paga. 

Para 1998 la leyenda “Hanna-Barbera” dejó de aparecer como parte de los créditos y quedó la firma Cartoon Network Studios. 

Actualmente Hanna-Barbera forma parte de Warner Bros.

0 Comments

No comments!

There are no comments yet, but you can be first to comment this article.

Leave reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *