Hey, familia, danzón dedicado a… los perseguidores

Por Anabel Clemente Trejo

@Ana_cletre

«La lucha del hombre contra el poder

es la lucha de la memoria contra el olvido»

Milan Kundera

Como si se tratara de una pista de baile con protagonistas seguros, elegantes, sonrientes y con mucho ritmo, Mario Vázquez Barrios crea 15 ficciones que redefinen a los héroes del género policiaco, él los transforma en ciudadanos.

El periodista, que se define como reportero, presenta su libro de cuentos cortos Danzón dedicado a los perseguidores y otras ficciones neopoliciacas. Se trata de una colección de textos creados bajo una premisa: que el ciudadano se empodere. IMG_20160215_230357038

En entrevista con Deambulario, el autor explica: “mi propuesta es ciudadanizar el relato policiaco corto. Cualquiera puede aventarse, defenderse. Ésa es la reflexión”. Transforma ese género clásico en el que detectives, policías y delincuentes se persiguen, pues en sus letras (que tienen sustento en situaciones reales), el ciudadano de a pie toma postura y actúa.

“Yo creo que en el fondo los que somos reporteros, los que aspiramos a ser periodistas, aspiramos a ser perseguidores. Buscas, indagas, preguntas… a lo mejor tu editor te censura una nota pero traes tu material y lo escribes»

El libro nació de la violencia. Vázquez Barrios comparte que su experiencia como reportero de televisión le hizo presenciar situaciones extremas en el Estado de México, que lo motivaron a escribir las historias de quienes pasan de ser víctimas a héroes y pone en evidencia el trabajo del periodismo policiaco y el político.

“Uno de los textos es el de Virtudes políticas, ahí te das cuenta de los microcosmos increíbles de los mundos rulfianos, todavía en pleno siglo XXI; cómo se maneja la política en los municipios. Los presidentes municipales son entes corruptos, personajes verdaderamente estúpidos que embarran a toda la gente y se agrega un contexto de personas locas, psicótica”.

El género policiaco fue el elegido por el autor “porque en el fondo yo creo que los seres humanos buscamos el sentido de la justicia”. Así tiene narraciones como la de No nos pueden matar a todos, una historia que escuchó muy de cerca, sobre lo que pasó en una población de Michoacán hace 20 años: casi todo el pueblo tuvo que migrar porque los sicarios invadieron la comunidad, y en la salida del poblado los estaba esperando un retén de narcos… “ahí va la reflexión, es un acto de supervivencia en situaciones límites”.

Una revaloración del género policiaco llega con notas de danzón, con influencia de escritores como Pepe Martínez de la Vega y Gabriel Trujillo y personajes que forman parte de los ciudadanos activos en este libro, como Paco Ignacio Taibo y Juan Hernández Luna.

Los perseguidores se convierten así en esas personas que han decidido ser activas, no sólo contra la violencia, sino en cualquier situación o deseo social, incluso ante la industria editorial, pues Vázquez Barrios es uno de ellos, decidió publicar su obra de forma independiente ante las dificultades de acceder a un sello editorial. Por eso invita a los lectores a atreverse a publicar, a escribir, a sacar los fantasmas de una pluma y a convertirse en héroes.

Danzón dedicado a los perseguidores puede conseguirse en el sitio de internet de Editorial Alebrijez, y por supuesto acercándose a él.

 

 

0 Comments

No comments!

There are no comments yet, but you can be first to comment this article.

Leave reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *