Garcés, un hombre hermético y solitario

El galán de los años 60 y 70, el soltero codiciado del cine mexicano que sabía lo difícil que era tenerlo y después perderlo; en aquél conquistador se convertía Mauricio Garcés cada que pisaba un set de filmación, pero al salir de los reflectores se conocía al hombre hermético y solitario que este año cumpliría 89 años.

A casi nueve décadas de su nacimiento, el actor continúa rompiendo los corazones de algunos cinéfilos e incluso es el modelo a seguir del sex symbol del séptimo arte; además de ser tomado como una de las principales referencias para el nuevo cine cómico.

A partir de su primer protagónico, Don Juan 67, Garcés fue comparado con grandes de la industria hollywoodense como Clark Gable, Gary Cooper y Cary Grant, pero a diferencia de ellos se conoce poco de las “suertudotas” que formaron parte de la vida amorosa del hombre de bigote y cabello cano bien peinado.

Su labor como actor era envidiable, pues traía “muertas” a las actrices de la época como Maura Monti, Silvia Pinal, Zulma Faiad, Elsa Aguirre, Rossy Mendoza, Nora Larraga «Karla», Patricia Aspíllaga, Amedeé Chabott, Irlanda Mora, Barbara Angely, Marcela López Rey, Isela Vega, Norma Lazareno.

Más de una intento ir más allá de la pantalla y conquistar el corazón del Galán otoñal, pero como confesó Lazareno, “¡El gran amor de su vida fue su mamá!”. Era ella la única que ponía nervioso al actor cada que visitaba el estudio para verlo grabar sus escenas y la única, hasta donde se sabe, que mereció su atención.

Pero ese amor también fue una fuente de inspiración, pues luego de trabajar con Garcés en Aviso oportuno (1963), Enrique Cuencua y Eduardo Manzano, mejor conocidos como Los Polivoces, crearon a los personajes de Gordolfo Gelatino y su mamá doña Naborita, una parodia de la relación del conquistador de la gran pantalla y su madre.

Recordado por sus compañeros como un hombre respetuoso y profesional, este miércoles se recordó al actor mexicano que en su papel de galán se jactaba de presumir que “De chiquito era tan bonito que me rentaron para niño Dios”.

Pamela Aguilar

0 Comments

No comments!

There are no comments yet, but you can be first to comment this article.

Leave reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *