El77, un collage viviente en la Juárez

Anabel Clemente
@Ana_cletre

En la colonia Juárez existe un espacio que concentra a artistas, creadores, amantes del teatro, de la serigrafía, del café, de la ciudad, a quien se acerque a sus puertas y, así, generar comunidad; se trata “de un collage” viviente, es El77 Centro Cultural Autogestivo.

Así lo define Valeria Lemus, coordinadora general del lugar, quien además de ser actriz y dedicar el día a la operación del espacio cultural, está convencida de que deben existir alianzas entre diferentes colectivos y creadores de arte para formar redes que permitan la maduración de proyectos remunerados.

Con esa tarea nació la primera de sus actividades, el trueque cultural, que consiste en el apoyo que se da a teatreros que buscan dónde germinar sus proyectos y que, como un trampolín, que estos sean remunerados.

Nosotros buscamos acompañar ese tipo de procesos, y nos ha tocado ver, bueno a mí me da mucho gusto que he visto obras que estuvieron aquí y se van al Centro Cultural del Bosque o a otros espacios”, afirma la también coordinadora de proyectos de impacto social del Foro Shakespeare.

Readaptación y reinserción

El 77 surgió el 24 de diciembre de 2014, año en que fue cedido para actividades culturales; sin embargo, llevó tiempo abrirlo al público con todas sus actividades, ya que la casa tuvo que ser adaptada para ese fin.

Se trata de una casa construida en 1927 por una familia de clase media de la Ciudad de México, que, para la década de los 90, pasó a manos del IMSS y sirvió como guardería para hijos de periodistas, y tras 20 años cerró sus puertas por inclumplir con normas de seguridad.

Luego de esos antecedentes, la casa ubicada en Abraham González 77 colonia Juárez llegó al área de proyectos de impacto social del Foro Shakespeare para servir de sede al Teatro Penitenciario, pero tuvieron que pasar varios meses de readaptación de las instalaciones para que se abriera al público.

Si bien el trueque cultural inició sus actividades, la tarea de servir de sede al Teatro Penitenciario permitió, además, valorar la importancia de la reinserción social de los actores formados en el penal de Santa Martha.

“El arte tiene que ser como una plataforma; si bien la acción artística, el hecho artístico tienen esa función, cautivarnos, conmovernos, también si eres un agente o ser humano que ejecuta el arte tienes que verlo como un trabajo digno, remunerado”, explica Lemus.

En ese sentido, quienes laboran en este centro cultural (siete personas de fijo) reciben una remuneración por sus actividades, ahí la importancia de revalorar el arte y alejar la idea de que ésta debe ser gratuita, ya que existen familias que dependen de su trabajo.

Diversidad para nuevos públicos

Teatro, danza, stand up, slams de poesía, taller de serigrafía, taller de actuación, huerto urbano, son parte de las actividades que con los años ha ido integrando el espacio cultural, todos con la intención de fortalecer a los nuevos públicos.

Valeria Lemus recuerda que El77 es como un collage, ya que quienes lo visitan se cruzan con distintas personas y conocen las gestiones que se realizan para que el sitio funcione, por esa razón se valora cada una de las actividades que ahí se encuentran.

Es la lógica de primero valóralo para que luego puedas pagar por el trabajo del artista; es la dignificación del trabajo desde las artes… yo creo que El 77 permite que eso se sienta cuando les dices paga tu boleto, y responden ‘ah sí claro porque ya vi la madriza que te das en todo el día’. Es un proceso de formación de públicos que no tiene que ver con llevarlos a la sala”, asegura.

El 77 es un lugar que siempre tiene algo que ofrecer

De lunes a domingo después de las cuatro de la tarde puedes asistir a alguna de sus actividades o simplemente pasar el rato en la cafetería, que, además, tiene conexión de WiFi para quienes tengan que trabajar fuera de la oficina.

Es un sitio para compartir, para apropiarse del arte, para conocer, para crear, para aprender, “es un lugar en el que puedes tener mucha paz o mucho cotorreo, o sea ¿qué quieres y a qué hora te invito?”, dice Lemus.

Promociones

En la tarea de crear nuevos públicos, El77 tiene distintas promociones para que el flujo de público no se detenga, por ejemplo, el martes es de “rodando en bici”, con lo que ciclistas tendrán un 30% en la compra de cualquier boleto de teatro, los miércoles 2×1 en taquilla para toda la cartelera; hay descuentos a maestros, estudiantes y personas de la tercera edad; asimismo es un sitio petfriendly, así como permanencia voluntaria.

0 Comments

No comments!

There are no comments yet, but you can be first to comment this article.

Leave reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *