El arte sonoro de Gambito de dama

Por Anabel Clemente

Gambito de dama, popular serie en Netflix, ha despertado una nueva atracción al ajedrez, un enamoramiento a la moda sesentera y una oportunidad para escuchar la obra de Carlos Rafael Rivera, el encargado de la banda sonora y quien, como la protagonista Anya Taylor-Joy, tiene sangre latina.

Hasta ahora —en tres semanas que lleva la serie en Netflix— el playlist tiene casi cuatro millones de reproducciones en Spotify y entre 50 mil y cien mil cada uno de los 38 temas compuestos por Rivera para la serie, en Youtube.

“Muchas gracias a todos por las portadas, menciones y acciones – una emoción para ayudar a contar la historia de Beth Harmon a través de la música” 

cuenta el compositor en su Facebook

Y es que la serie que cuenta la historia de Beth Harmon (Anya Taylor-Joy), que es abandonada de pequeña en un orfanato y poco después descubre su talento para el ajedrez, al mismo tiempo que se vuelve adicta a los tranquilizantes, tiene una narración sonora igual de atractiva que la estética, la historia y las actuaciones.

Carlos Rafael Rivera logra reforzar las emociones con la armonía musical que se desata, además de que la editora Michelle Tesoro supo sincronizar cada escena de estrategia de juego con la banda sonora para mantenernos al filo del asiento.

Y es que Rivera no es un improvisado, en 2018 fue galardonado con un Emmy como mejor composición por el tema principal de la miniserie Godless, también de Netflix.

#Sabíasque Gambito de dama es una obra del escritor Walter Tevis, de quien antes ya se había llevado una de sus novelas al cine: El hombre que cayó a la tierra, una película de ciencia ficción que fue interpretada por David Bowie. 

Además de las 38 piezas originales del músico cubano-guatemalteco, existen 28 temas tan variados de otros artistas, que van de Erik Satie o Shostakovick hasta The Kinks o Shooking Blue. Temas que vuelven a tener su segundo aire gracias a la exposición de la serie. 

Un migrante, clave para un sonido multicultural

Si bien Carlos Rafael Rivera, de orígenes cubano y guatemalteco, nació en Washington, desde los tres años le tocó vivir como un migrante, cambiando de residencia por largas temporadas en diversos países latinoamericanos

El primer cambio fue dentro de la Unión Americana, pasó de Washington a Miami, en medio de la comunidad cubana que se asentó en los años 70 en esa parte de Estados Unidos. Después, a los seis años se fue a Guatemala, a los 9 a Costa Rica, a los 11 a Panamá, a los 13 regresó a Costa Rica, a los 14 volvió a Miami, a los 27 se fue a Los Ángeles y a los 40 volvió a Miami.

Ese constante movimiento lo llevó a adaptar su curiosidad musical con la cultura de diferentes regiones, pues tiene entre sus obras una composición orquestal basada en los mayas, que se llama Popol Vuh (como el mito maya), de 2014; o una obra coral titulada Motet for 12 Singers con sonidos tibetano-budistas. 

Ahora, en Gambito de dama, Rivera logra narrar la evolución de un personaje que pisa tantos territorios en el mundo guiada con el sonido de cada país: Estados Unidos, México, París y Rusia. 

Así que vale la pena descubrir toda la magia de la serie que es la sensación del momento, porque tiene atractivos visuales y sonoros, como una historia bien contada. 

#Sabíasque El diseño de vestuario para Gambito de Dama fue tan exitoso que el Museo de Brooklyn abrió una exposición virtual, donde se exhiben los outfits de Beth Harmon, diseñados por Gabriele Binder. 

0 Comments

No comments!

There are no comments yet, but you can be first to comment this article.

Leave reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *