Con caminata y baile despiertan a las ánimas

Por Izchel Aguilar

La decimoquinta edición del Festival de la muerte de León llegó a su fin este domingo, y para cerrar con broche de oro se realizó la tradicional caminata desde el panteón de San Nicolás, paseo al que los habitantes llaman El despertar de las ánimas.

El mausoleo, considerado el más antiguo aún en funcionamiento, tiene reservada un área antigua en donde se encuentran aproximadamente 800 tumbas, la mayoría con derecho de perpetuidad, y datan de los años de 1800 por lo que es considerado “un museo de arte funerario”.

Es justo a las diez de la noche cuando propios y extraños se reúnen. La mayoría son jóvenes ataviados con disfraces alusivos a la catrina, zombies o payasos maléficos; sin embargo, la procesión es encabezada por grupos de matlachines, que con bailes regionales y acompañados de tambores se encargan de animar a los espectadores.

El despertar de las ánimas finalizó en la plaza principal de León, dónde ofreció un concierto del Sonido Gallo Negro, una banda originaria del DF que retoma la cumbia peruana de los años 70.

 

Pamela Aguilar

0 Comments

No comments!

There are no comments yet, but you can be first to comment this article.

Leave reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *