Ai Weiwei usa legos contra la censura

El artista chino convocó a sus seguidores en Instagran a que le envíen sus bloques; la empresa se negó a apoyar su próxima obra con tintes políticos

Por Lizeth Gómez De Anda

@LaMagaGomez

El artista Ai Weiwei —perseguido por el régimen chino, que en 2011 lo mantuvo en arresto domiciliario durante más de dos meses y privado de recibir visitas de su esposa la mitad de ese tiempo, así como el retiro de su pasaporte y la prohibición de viajar— realizó una curiosa convocatoria a sus amigos y seguidores para que le donen los bloques de Lego que tengan en casa.

El llamado lo hizo el fin de semana después de que la empresa se negó a entregarle un pedido de piezas que el también disidente quería usar para una exposición que montará en Australia.

En su cuenta de Twitter, Ai denunció la negativa de la compañía, la cual argumentó que no podía “aprobar el uso de sus bloques en obras políticas”. No obstante, el artista denunció censura y vinculó la decisión a la reciente firma entre la empresa británica Merlin, responsable de los parques temáticos de Lego, y el gobierno de Xi Jinping para instalar uno de sus centros en Shangai.

 

Ai Weiwei estará en Alemania durante tres años como profesor invitado y dijo que viajará a China, siempre y cuando lo dejen entrar y salir.

“Eso es lo que pasa cuando antepones el dinero y una mala política a las personas de verdad”, denunció uno de los seguidores del creador quien ha logrado que su convocatoria tenga gran eco e incluso piense en colocar puntos de recolección en diferentes ciudades de la urbe para que la gente colabore con los juguetes.

De hecho los primeros ya empezaron a llegar, algunos incluso con comentarios para denunciar a la compañía danesa. En Instagram Ai Weiwei exhibió en una fotografía los contenedores que llegaron a su casa en Pekín.

Internet es como una iglesia moderna. Vas a ver al cura, le cuentas tus problemas y todos los feligreses pueden participar y quizá, entre todos, se puede lograr una solución”, dijo durante una conferencia de prensa desde Alemania, donde empezó una nueva etapa como profesor invitado en la Universidad de las Artes de Berlín.

Será la Galería Nacional de Melburne, en la cual se exhibiría el proyecto que tuvo que suspenderse por la decisión de Lego de no venderle sus piezas, es la primera ubicación internacional para que los fans del artista depositen los juguetes.

La intención del chino es crear una obra que defienda la libertad de expresión y el arte político, temáticas que impregnan constantemente sus obras. No es la primera vez que utiliza los famosos bloques; en 2014 fueron la materia prima para crear retratos en gran formato de 175 disidentes presos o exiliados que se exhibieron en la emblemática prisión de Alcatraz, en San Francisco.

Anabel Clemente

0 Comments

No comments!

There are no comments yet, but you can be first to comment this article.

Leave reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *